lunes, 20 de octubre de 2025

BIENVENID@S A LA NUEVA ENERGÍA

Nuevas y poderosas energías están ingresando a nuestro Planeta.. Nuestros Guías, Maestros y Seres de Luz, están más cerca, ayudándonos a recordar quiénes somos, para qué hemos venido y las infinitas capacidades que tenemos.

Conectando nuestro CORAZÓN con el GRAN CORAZÓN DEL AKASHA podremos comenzar a RE-CORDAR.

Nos lo están ofreciendo a todos los que tenemos la intención de seguir evolucionando desde el Amor y la Pureza.

Muchos nos hemos preguntado alguna vez : ¿ Quién soy?, ¿A dónde voy?,¿Porqué estoy aquí?,¿Qué misión tengo?…,etc. Otros tenemos añoranzas y no sabemos de qué.


Aprendiendo a acceder a la SANACIÓN AKÁSHICA nos permitirá desarrollar:

Nuestra propia intuición.
La conexión y alineación con nuestro Ser Superior, nuestro Maestro Interior.
La comunicación y canalización con nuestros Guías y Seres de Luz.
Te vuelves consciente de tu verdadera naturaleza divina elevándote a un estado de paz, alegría y amor sublime; esto es la iluminación: ser consciente de tu naturaleza y cualidades divinas porque por fin nuestra chispa divina, nuestra alma superior y nuestra alma encarnada se fusionan y se hacen una, estando totalmente alineados. Traer a la conciencia los Registros Akáshicos aceleran esta unión.
Recuerda: Eres la suma de todas tus vidas. 

¿Qué es el AKASHA?

El AKASHA es un plano vibratorio, la matriz del Universo, la Fuente… donde está todo el conocimiento de nuestra Alma. Es un estado de Puro Amor al que podemos acceder mediante una sencilla y a la vez poderosa Iniciación para abrir el canal, limpiarlo y traer información, sanación y liberación de "Karma" o "Tikún" a situaciones, problemas, fobias, miedos, patrones de conducta que se repiten en nuestra vida.




Nuestra conciencia se expande y lo vemos con una claridad tal, que gracias a nuestra comprensión y a entenderlo desde el amor (Compasión) se libera el Karma de aquello que necesitamos resolver y sanar AQUÍ Y AHORA, en el PRESENTE.

Al abrir los Registros Akáshicos conectamos nuestro Corazón con el Gran Corazón del Akasha y ocurren TRES procesos muy importantes: Información, Sanación y Liberación de Karma:

INFORMACIÓN de preguntas que lanzamos al Universo de situaciones que necesitamos sanar y bloquean nuestro camino. Conectamos con nuestro Ser Superior para entender nuestros problemas y poner Amor-Conciencia en ellos.

SANACIÓN. Nuestros Maestros, Guías y Seres de Luz bajan del Akasha una energía de elevada vibración de Amor para sanar nuestro presente y transformar nuestra vida por completo.

LIBERACIÓN DE KARMA. Es una de las pocas terapias que liberan Karma porque NUESTRA ALMA por fin entiende el porqué de los problemas y va a su raíz desde la Comprensión y el Amor. Ya no se vuelven a repetir situaciones ni patrones que continuamente nos bloqueaban y estancaban.

TALLERES DE FORMACIÓN DE LECTORES Y TERAPEUTAS DEL AKASHA

PROGRAMA:                                        

Son talleres teórico-prácticos donde se aprende a acceder al Registro y se realizan lecturas a sí mismo en primer lugar, y luego entre los asistentes, y al bajar tanta sanación pura, se crea una energía mágica donde nos impregnamos de Amor y de Sabiduría.
La particularidad de estos Talleres es la integración de conocimientos universales y milenarios relacionados con la Lectura del Akasha (Metafísica, Kabalah, Sabiduría Ancestral, Sabiduría de Kryon.)
Se estará sanando y potenciando a los asistentes durante todo el taller.


1er Nivel. Este nivel es de autoconocimiento. Se integran conocimientos y en meditación, se abre el canal, para alinearte con tu Ser Superior, tu Maestro Interior, y poder acceder a tus propios Registros Akáshicos para sanar karma y producir cambios en tu vida. TÚ ERES TU PROPIO MAESTRO.

2º Nivel. Este nivel será para profundizar conocimientos y realinearte con una limpieza profunda del canal para poder abrir los Registros responsablemente de otras personas, relaciones, situaciones, casas, lugares, animales, plantas…Absolutamente todo. Aprendes a trabajar desde el Amor y para el Amor, para beneficio de la humanidad. Tu vida se llena de Pura Belleza.

3er Nivel. Dirigidos a todos aquellos que quieran seguir amplificando, integrando su propia alma y a través del trabajo interior, prepararse para acceder a la Maestría siendo conscientes de la coherencia que debe existir entre el hacer, saber y obrar.


4º NivelMaestría. En este nivel se enseña a abrir el canal a otras personas para que cada vez seamos más canales en La Tierra para la Ascensión del planeta.

Despierta la capacidad para abrir tu propio canal, para conectar con tu Ser Interior y recuerda: TÚ ERES TU PROPIO MAESTRO!

 Accede a nuestro canal de Youtube "Despertando44" haz click aquí













lunes, 18 de marzo de 2019

Obsidiana y Registros Akáshicos

vegación

Obsidiana
ObsidianOregon.jpg
General
CategoríaMineraloide
ClaseÍgneavolcánica (vidrio volcánico)
Fórmula química70–75 % SiO2,
plus MgO, Fe3O4
Propiedades físicas
ColorNegro, verde negruzco
Lustrevítreo1
Fracturaconcoidea1
Dureza5–6 Mohs2
Peso específico2,6
Densidad~2,43
Propiedades ópticasOpaco
Antes de leer esto recuerda que el poder está en tí, ahí está la fuerza, no afuera, la obsidiana es una herramienta, pero tu intención siempre sera lo más importante.

La obsidiana, llamada a veces vidrio volcánico, es una roca volcánica perteneciente al grupo de los silicatos—, con una composición química de silicatos alumínicos y un gran porcentaje (70 % o mayor) de óxidos silícicos
La obsidiana es lava volcánica que se enfrió tan rápidamente que no tuvo tiempo de cristalizarse, por eso no es un mineral, porque no posee una estructura química bien definida. A menudo se la clasifica como un mineraloideSu estructura orgánica es desordenada y químicamente inestable.
 Dependiendo de su color y apariencia la obsidiana recibe diferentes nombres. Además de la obsidiana negra encontramos la obsidiana arco iris (negra con reflejos de bandas cromáticas), obsidiana dorada (negra con reflejo dorado o plateado), obsidiana caoba (marrón con manchas negras), obsidiana nevada(negra con manchas circulares de color gris) y obsidiana lágrima de apache (negra y nodular). También existen obsidianas con tonos azules, verdosos y rojos. 
La obsidiana es un material duro y quebradizo, y al fracturar tiene bordes muy afilados, una propiedad que se utilizó en el pasado para la elaboración de herramientas de corte y perforación, y en la actualidad como hojas de bisturí quirúrgico.​ El nombre de la obsidiana proviene del latín obsidianus lapis (piedra de Obsius) romano que la descucbrió en Etiopía, ya que los cazadores y  recolectores la utilizaban como heramienta cortante y puntas de lanza. Fue utilizada por los pueblos de Mexico y Mesoamerica en la época prehispánica sobretodo, de gran importancia tanto económica como política y religiosa siendo un símbolo de alto contenido ritual. Existen gran cantidad de piezas finamente talladas. Fueron los españoles quienes la comenzaron a reemplazar por el hierro.



La obsidiana es utilizada en algunas terapias holísticas como la radiestesia y los registros akáshicos..  

jueves, 21 de junio de 2018

Judíos, Cristianos Musulmanes y Rastafaris: Mismo patriarca, mismo conocimiento oculto


Las religiones abrahámicas son aquellas que reconocen una tradición espiritual identificada con Abraham, su patriarca monoteista. 

El término es usado principalmente para referirse colectivamente al cristianismo, judaísmo e islamismo. Dentro de la rama Judaica incluimos al movimiento rastafari que desciende genealógicamente del Rey Salomón.

Las religiones abrahámicas suponen un poco más de la mitad de la población de creyentes del mundo, unos 3.800 millones de fieles. 
Resultado de imagen para abraham

Para el esoterismo hebreo occidental, el relato de la vida del profeta Abraham o Ibrahim contiene los códigos del despertar de conciencia, lo que implica el poder materializar lo que uno desee. 

Otro punto en común es que tanto en el esoterismo hebreo como islámico existe una herramienta energética muy poderosa que son los Nombres de Dios, para los musulmanes son 99 para los hebreos...72. Estos nombres describen atributos de Dios, de gran poder energético

 Otra gran punto en común en las religiones abrahámicas es la noción de un Dios o fuente única. Por ejemplo en el capítulo del Corán de Al-Ikhlas  Alá, es definido como "Dios es Uno", la misma definición que se encuentra en la Thorá o Antiguo Testamento.
  
Otro punto de conexión en cuánto a las definiciones de Dios en las religiones abrámicas es el siguiente: para definir a la Fuente en el Corán se utiliza la noción de " El es el Eterno, el Absoluto. Él no engendra ni fue engendrado. Y no hay nadie como Él". . En el esoterismo hebreo, esa definición corresponde al Ain Soft, simbolizado en el árbol de la vida, como lo que existe por arriba de sefirot Keter, aquello qué el hombre en su estado humano aún no logra descifrar.  
Imagen relacionada


Los códices esotéricos del relato bíblico de Abraham: Lej- Lejá

Uno de los primeras códigos encerrados  es לך - לך   Lamed  Jaf  - Lamed Jaf y en el hebreo moderno,  לֶךְ-לְךָ  occidentalizado como “Lej-Lejá.

Cuando Dios le dice a Abraham "Lej - Lejá" que podría traducirse como "deja la casa de tus padres" Abraham ya era una persona adulta que ya no vivía en su ciudad natal, casi anciano para nuestra época....con lo cual resulta contradictorio "él que Dios no lo supiera" , pero si logramos decodificar a lo que en verdad se refiere es a dejar la zona de confort...El mensaje es más profundo....

Iniciar el viaje del héroe, la salida de tu zona de confort para poder llegar a tu propia tierra prometida, en el caso de Abraham las Tierras de Canaan. 

El vórtice de la sabiduría ancestral entre Sumeria y Egipto, donde convergen pueblos judíos  cristianos y musulmanes, Oriente y Occidente, son las Tierras de Canaan, de ahí descienden el patriarca Abraham el indiscutible entre todas las religiones, a quién se lo conoce cómo uno de practicantes de Kabbalah más antiguos de la historia. 
Resultado de imagen para canaan

Seguiremos actualizando el blog para descubrir los códigos y resignificar los textos bíblicos...
Damián.-


martes, 5 de diciembre de 2017

CEREMONIA DE SANACIÓN DE LINAJE MASCULINO - INTEGRACIÓN - Ale Juárez

MUJERES Y HOMBRES SANANDO SUS LINAJES 
Las mujeres venimos sanando nuestro linaje femenino con el Rito del Útero desde hace ya años. Muchas de nosotras hemos participado en las Ceremonias a veces junto a los hombres, que como Guardianes nos acompañaban fuera del círculo sosteniendo la energía femenina y representando la energía masculina.
VER VIDEO:
Ha llegado el momento de integrarnos en la sanación de los linajes masculinos. Ya es tiempo de equilibrar estas dos energías dentro y fuera de nosotros. Seremos las mujeres sacerdotisas, madres, diosas, quienes abracemos a los hombres para entregarles el florecimiento de nuestra belleza y serán ellos quienes nos entregarán sus semillas de vida para que juntos las alimentemos con la luz del Amor. 

INTEGRACIÓN: LA CONCIENCIA PARA EVOLUCIONAR 
Hoy muchas mujeres que venimos trabajando en sanación, ya estamos preparadas para ejercer la acción compasiva. Para abrazar a los hombres, permitirles que sean sensibles, que lloren, que se expresen. Contarles que necesitamos su fuerza y su protección, pero también que encuentren y puedan reconocer su lado femenino para comprendernos mutuamente. Hay muchos hombres que están ya comenzando a sanar, respetando sus tiempos propios y los de las mujeres. Hay muchos hombres tan dispuestos a sanar como las mujeres.
Si te sentís parte de esta nueva conciencia, integrando estas dos energías en ti y sanando tu linaje femenino y masculino, te invitamos amorosamente a que nos acompañes a colaborar con este maravilloso Servicio participando de las Ceremonias. Nos acompañará el abuelo fuego y el tabaco, como símbolo del padre. 
Ale y Damián
POR QUÉ SANAR TU LINAJE MASCULINO
Al igual que el femenino, lleva roto miles de años. Durante el patriarcado, se ha ensayado la construcción de la masculinidad, no de forma muy acertada, pero sí de forma suficiente como para saber hacia “donde no ir”. De todos estos años podemos rescatar aprendizajes que nos aporten sabiduría para re-direccionar, de forma más asertiva, la construcción de lo masculino.
Eso qué implica? pues que en la historia de nuestras familias fácilmente encontramos que lo masculino (en los hombres y en las mujeres) ha dañado lo femenino, como resultado de una búsqueda de fuerza, verdad, justicia, poder… Una búsqueda mal entendida y, por lo tanto, con resultados nefastos. Pues lo masculino sin lo femenino está incompleto, inmaduro, carente, dañado, desarmonizado. Y lo mismo ocurre con lo femenino que carece de lo masculino.
Ceremonia Sanación de linaje masculino
Así, en la historia de nuestras familias fácilmente encontramos a hombres que han maltratado, abusado, amenazado a sus mujeres y también a sus hijos, hombres agresivos, alcohólicos, con comportamientos destructivos… O todo lo opuesto, hombres ausentes y hombres débiles, porque en sus ancestros la masculinidad había supuesto un peligro y era mejor ser débil o estar ausente (física y/o psicológicamente) que suponer un peligro para los seres queridos, no se nos vaya a descontrolar la fuerza, la agresividad, la potencia, la energía…
Cómo puede un hijo construir una masculinidad sana, construirse como hombre, cuando su padre ha sido peligroso, mentiroso o ha estado ausente? No puede. Se construye desde lo que “no quiere”, porque le falta una parte, su linaje masculino.
De este modo, solo sanando el linaje masculino se puede construir una masculinidad sana, armoniosa y completa. Cuando esto tiene lugar, el vínculo padre-hijo se restaura y de nuevo circula la fuerza, la energía, la potencia y, por lo tanto, el amor y la vida.
A veces el daño es tan grande que es necesario recurrir al mundo sutil, para buscar en la dimensión transpersonal un símbolo o un arquetipo que permita sanar la masculinidad dañada y que a la vez aporte las bases para empezar a construir una masculinidad madura e integrada.
Ceremonia Integrando el Sagrado Masculino
Por lo tanto, sí se puede restaurar el linaje masculino (al igual que el femenino).


Es cada vez más urgente construir una masculinidad, tanto en lo individual como en lo colectivo, que afirme, proteja, apoye, sostenga, pero que a la vez también nos deje libres para experimentar y enriquecernos desde la diversidad de experiencias e identidades (individuales y colectivas). Así amor y masculinidad no sólo serán compatibles, sino que se potenciarán mutuamente creando una poderosa fuerza Universal que generará el equilibrio en la Tierra. 
UNA VIVENCIA CON LA SANACIÓN DE LINAJE MASCULINO
En el año 2013, durante un viaje entre amigas, fuimos invitadas, sin haberlo planeado, a una Ceremonia, donde participamos 9 mujeres y un cacique del linaje de los aborígenes comechingones. La Ceremonia transcurrió hermosa, y fue precisamente allí, donde
durante la meditación con el bombo legüero del anciano que llevaba adelante la Ceremonia, con su sonido repetitivo y profundo como los latidos del corazón, de repente, me trasladé a otra dimensión. De pronto, estaba en junto a seres de luz y abuelos en una Ceremonia, que transcurría paralelamente en esa dimensión, donde estos ancestros, en círculo sostenían a todo el grupo de mujeres...Una nube violeta púrpura nos envolvió y los hombres, nuestros hombres, comenzaron a aparecerse en el centro del círculo…las mujeres, soplamos a cada hombre con esta energía violeta saliendo de nuestro aliento, como un viento poderoso que purifica, permitiendo que se liberen las memorias dolorosas de su linaje. Podía ver a mi padre, mis abuelos, mis hijos, mis hermanos y los hombres de todas las mujeres que participaban del círculo. Éramos las mujeres sanando los linajes de los hombres… Fue una de mis compañeras, con sus plumas de cóndor, quien me trajo de vuelta a esta tercera dimensión.
No supe en ese momento el significado de todo aquello. No pude comprender la importancia de la Ceremonia hasta sanar mis linajes. No fue hasta encontrar mi compañero de vida, que supe la necesidad del trabajo de las parejas. Juntos, hemos transitado un camino hacia el centro, hacia el equilibrio, haciendo concesiones mutuas en base al Amor que nos une. Hemos caminado junto a varios matrimonios sagrados y hemos podido vivenciar la fuerza, la magia, la abundancia y el poder sanador que las parejas equilibradas irradian.  


Ahora comprendemos que es tiempo de integración. Al regresar de nuestro último viaje, donde rescaté el báculo que llevé a esa Ceremonia y que tuve guardado todos estos años sabiendo que en algún momento sería activado, decidimos entregar amorosamente esta Ceremonia de Sanación de linaje masculino.

Ale y Damián

miércoles, 16 de agosto de 2017

Nuestro útero y cómo se relaciona con nuestro hogar por Ale Juárez

El útero ha sido nuestra nuestra primera casa, el nido. 
El útero es un órgano de gestación cuya función básica consiste en  recibir al cigoto para su implantación y posterior nutrición por medio de vasos sanguíneos, dando lugar a diversas etapas de desarrollo a través de las que ese cigoto se convierte en embrión, luego en el bebé que nueve meses después verá la luz fuera del útero materno. 


Al representar el útero simbólicamente nuestro hogar, sería bueno observar cómo es la casa donde vives .…está ordenada? Es acogedora o te expulsa? Te sientes a gusto o prefieres estar fuera de ella? Recibe amorosamente o rechaza a las personas que te rodean? La adornas con naturaleza, plantas, flores o es fría y sin colores alegres? Tiene pocos objetos o está llena de cosas y muebles que no permiten que la energía fluya armoniosamente? Las mujeres tenemos la tendencia a reterner. Está en nuestra esencia. Es nuestro desafío el aprender a soltar. ¿Guardas muchos objetos, ropa, zapatos o cosas en desuso? ¿Guardas eternamente recuerdos o fotos? La premisa es, ser conscientes de cuáles son los recuerdos que retengo y tener la sabiduría de soltarlos amorosamente...de que esa energía estancada, pueda ser liberada para dar espacio a lo nuevo. 


Es por eso, que muchas de nosotras, elegimos celebrar la Ceremonia del útero en nuestra casa, ya que además de sanar nuestro linaje, nuestro interior, purifica la energía de la casa y nos invita a llevar afuera la sanación interna. Dice la ley cósmica espiritual: como es adentro es afuera y viceversa, es decir, la toma de consciencia de nuestro útero, y su poder creativo, nos impulsará a dar a luz un entorno más armonioso, donde nos sintamos cómodas y seguras, donde este hogar, sea nuestro espacio sagrado y pueda recibirnos amorosamente en nuestra vida cotidiana. 
Desde el punto de vista del embrión - bebé que en él se desarrolla, se debe tener presente que las primeras experiencias siempre dejan recuerdos imborrables y, precisamente por eso, adquieren significados especiales, como el primer beso, el primer día de colegio, el primer amor. El útero es nuestro primer hábitat, la primera casa que habitamos, el primer entorno con el que nos identificamos. Todo lo que vivamos y sintamos en él quedará profundamente archivado en nuestro inconsciente y conformará los cimientos de nuestra vida. Lo mismo sucede con la casa en que vivimos. 
Sana tu linaje, sana tu hogar...tu nido.
Haz de tu casa, refleje entonces, tu creatividad, tu espacio sagrado y tu femeneidad.
Abrazos enormes de útero a útero


Ale Juarez

lunes, 24 de abril de 2017

Isla Mujeres y la Diosa Ixchel de la fertilidad. (por Ale Juárez)

Ixchel (pronunciado Ishchel) era la diosa maya de la luna, del amor, de la gestación, de la medicina y los trabajos textiles. Era la esposa del dios solar Ak Kin y se le solía representar acompañada de un conejo; en jeroglíficos su nombre aparece como Chak Chel, que significa “arco iris grande”. En el “Chilam Balam”, conjunto de libros que relatan hechos históricos de la civilización maya, su nombre aparece como Ixchel, que significa “mujer arco iris”.
Se dice que un dios todopoderoso llamado Itzamná, uno de los dioses creadores del mundo, también se casó con la diosa Ixchel y procreó 13 hijos con ella, de los cuales dos actuaron también como dioses creadores. 


Ixchel fue venerada como la diosa de la luna, por el carácter femenino que poseía. Representó la fertilidad ligada con la tierra, debido a que los ciclos de la luna son los que rigen los tiempos de siembra y cosecha. También se le suele asociar con la lluvia y con el dios Chaac por este mismo concepto, dado que este último era el dios maya de la lluvia.
Los mayas solían representarla como una mujer joven, como símbolo de la luna creciente, o como una mujer de edad avanzada, como luna menguante, vaciando un cántaro lleno de agua sobre la tierra, o también como a una anciana tejiendo en un telar de cintura. Porta sobre la cabeza un tocado con una serpiente, y en la falda lleva huesos formando cruces. Se le festejaba en el mes “zip” del calendario maya bajo su advocación de diosa de la medicina. Tenía cuatro manifestaciones en cuatro colores diferentes: roja, blanca, negra y amarilla, que estaban asociadas con los cuatro rumbos del universo.
De esta diosa se sabe que protegía a los peregrinos que visitaban su isla sagrada: Cuzamil, hoy en día Cozumel, en donde se ubicaba uno de los templos más importantes dedicados a su culto. Del puerto de Pole (hoy Xcaret) salían las canoas con peregrinos hacia este templo para solicitar el oráculo de Ixchel; en esta peregrinación acudían también las mujeres jóvenes para pedir que, dentro de sus embarazos, pudieran procrear hijos que sus esposos quisieran.
Isla Mujeres también estaba dedicada a su culto, en donde aún existen las ruinas de su templo. Como guardiana del útero, me gusta hacer saber a quienes tienen la bendición de visitar Isla Mujeres, que se encuentran en  un sitio sagrado y muy especial. 


Los Mayas lo visitaban al menos una vez en la vida para pedir por su línea de sangre y sus descendientes, por los partos, la medicina y la fertilidad. Ixchel, es la diosa más importante para los mayas, presente en mucho de sus templos y la única con dos islas sólo para ella. Isla Mujeres y Cozumel. Lugares en donde se honra a la Madre.
En esas dos islas se hacían ceremonias especiales, y muchas de ellas sólo eran llevadas por mujeres sabias y sacerdotisas de la época. Se dice también que muchas mujeres iban a la Isla a parir sus hijos…..Ahora en todo el mundo, las mujeres, estamos recordando este lugar paradisíaco y conectando con la energía de La Diosa Ixchel.
Algunos guardianes aseguran que en Tulum, al tocar el vientre de Ixchel, se embarazaban las mujeres que no habían podido embarazarse. Hace años tocaban sus anillos de matrimonio o cualquier otro objeto en su vientre para asegurar fertilidad. Y en la Isla Cozumel, sus mujeres son tan fértiles.
Ahora sólo hay un círculo de piedras para las ceremonias especiales de la madre, en donde puedes poner miel, flores o alguna piedra, cuarzo y meditar un rato, cuando visites el templo de Ixchel en isla mujeres, desafortunadamente sólo quedan ruinas….. 


Ale Juarez
Guardiana del útero
Isla Mujeres





Por eso se pidió a la Pintora Diana Urista, que pintara un cuadro con la Diosa, y que tuviera todos los atributos de Ixchel . Una serpiente en la cabeza, como símbolo se sabiduría, y de elevación de la energía Kundalini, misma que los egipcios tenían también. Collares como tributo a los pechos, área nutricia para el mundo y chacra corazón, y falda roja, que este color es el de la Madre tierra, y el de la Diosa. Así como una flor de loto en la mano, como símbolo de belleza, sabiduría, e iluminación.
En Isla Mujeres está hoy también la escultura de LA DIOSA IXCHEL.
Visítala, sana, medita, ofrenda y conéctate con la energía de la madre.


In lakech 





miércoles, 19 de abril de 2017

La limpieza energética del útero - Ale Juárez

En cada Ceremonia de Sanación de linaje femenino, hablamos de la importancia de limpiar nuestra matriz de las energías impregnadas en él...de las memorias alojadas en este espacio sagrado.....
Puede sonar extraño para algunas mujeres que el útero deba limpiarse energéticamente, quizás para algunas limpiarlo significa asumir que está sucio o impuro. Sin embargo ni por sucio ni por impuro, simplemente porque el útero es muy importante de resignificar e incorporar a la psique de la mujer, pues por mucho tiempo nuestro útero quedo relegado al mundo del sufrimiento y el dolor y limpiar significa dejar espacio, liberar, soltar. ¿Es el útero algo más que un órgano? Pues sí, el útero es nuestra matriz sagrada y en él habita un enorme potencial energético. Es nuestro cuenco donde nace la vida y el placer, es un reflejo de nuestro corazón femenino. El útero no es sólo un lugar donde nuestros bebés crecen, es este órgano el que recibe nuestras emociones a lo largo de toda nuestra vida de mujer. En nuestro caso como mujeres, nuestro centro de sensaciones existe justo allí en nuestro bajo vientre, todas desplazamos muchas cosas hacia este espacio y es por esto que en éste centro se generan una serie de problemas que si no logramos sentir y liberar, la energía se estanca. Si pensamos que es el espacio de lo femenino, pues aquí es donde más hacen su aparición los problemas en la mujer. Los problemas pueden ser generados por temas específicos como una vida insatisfecha o llena de dificultades, preocupaciones en el trabajo o con la pareja, vida sexual insatisfecha, no encontrar al compañero apropiado,etc… Que muchas veces terminan en síntomas, desde dolor hasta quistes, miomas, o desorden hormonal.
El útero por excelencia recibe, pero también tiene la capacidad de entregar, liberar y soltar, de hecho todo en la naturaleza tiene la capacidad de contraerse y relajarse, de recibir y de entregar, es así la armonía que nos rodea. Sin embargo a la mujer no se la educó sobre el poder que tiene su útero, sobre todo se censuró la capacidad de soltar, se nos inculcó miedo al liberar y relajar, los úteros se enfriaron y dejaron de vibrar, palpitar y moverse, dejaron las mujeres de abrir sus vaginas para permitir el paso de sus bebés, de hecho la menstruación “que liberamos mes a mes” fue interrumpida con pastillas, tampones, toallas que absorben la sangre. En síntesis el arte de “liberar” se maltrató, incluso las mujeres “libres” que bailaban en torno a una fogata o movían su pelvis libremente las apuntaron con el dedo, y a otras las quemaron por esta libertad, por este acto de soltar. Las mujeres fuertes y valerosas parecían ser las mujeres que aguantaban.

Cuando comencé a vivenciar y comprender la energía del útero, no sólo mi propio útero, sino al ver a las mujeres antes y después de un trabajo energético en su vientre, he observado que el trabajo energético en los úteros sana y cambia realidades de manera acelerada en las relaciones y la vida de las mujeres.
Con el tiempo comprendí que el útero capta la energía psíquica.La energía psíquica es la energía de los procesos de la vida, Jung expresa este término y hacía referencia a que la energía psíquica circula por la psique. La psique, del griego ψυχή, psyché, «al alma humana», es un concepto procedente de la cosmovisión de la antigua Grecia, que designaba la fuerza vital de un individuo. La energía psíquica entendida como la energía de los procesos de la vida se puede transmitir en el útero de la madre.
En el útero de la mujer crece la vida de hombres y mujeres, durante la etapa gestacional; se siente, se entiende, se incorpora, se sueña, se anhela, nuestro bebe también lo siente, es innegable la comunicación madre hij@ que se da en esta etapa, por lo que la psique femenina (es decir nuestra alma femenina) habita en nuestro útero, quizás no por nada Freud y sus colegas llegaron a la síntesis de que si la mujer libera la energía psíquica estancada o bloqueada en su útero sanará su mente y por qué no, su comportamiento ante la vida.
Hablemos un poco de la histeria femenina
Era catalogada una enfermedad en la medicina occidental hasta mediados del siglo XIX. En la era victoriana fue el diagnóstico habitual de un amplio abanico de síntomas, que incluían desfallecimientos, insomnio, retención de fluidos, pesadez abdominal, espasmos musculares, respiración entrecortada, irritabilidad, fuertes dolores de cabeza, pérdida de apetito y «tendencia a causar problemas»

Las pacientes diagnosticadas con histeria femenina debían recibir un tratamiento conocido como «masaje pélvico», estimulación manual de los genitales de la mujer por el doctor hasta llegar al orgasmo que, en el contexto de la época, se denominaba «paroxismo histérico», al considerar el deseo sexual reprimido de las mujeres una enfermedad. Otra forma habitual de tratarla era el lavaje vaginal.
Gracias a esta “enfermedad”, Sigmund Freud empezó a entender que había algo más que la conciencia, es decir, comenzó a descubrir la existencia del inconsciente. Es así como al entrar en las vaginas y úteros de las mujeres Freud terminó por afirmar que lo que se conocía como histeria femenina era provocado por un hecho traumático que había sido reprimido en el inconsciente.

¿Podríamos decir entonces que el inconsciente se hospeda en el útero?

En nuestros úteros habita memoria, registro akáshico, información y energía en estado inconsciente y es liberando esta memoria que podremos acceder a la sanación de la energía femenina, individual y colectivamente. Ya que son todas estas memorias que permanecen alojadas en el inconsciente femenino colectivo las que debemos corregir.
Germaine Greer (académica, escritora, y locutora australiana reconocida por ser una de las representantes feministas más importantes del siglo XX ) ha observado que algunos médicos creen que "est femineo generis pars una uterus omnium morborum”, “el útero participa en todas las enfermedades de las mujeres”. Y de ahí que antiguamente realizaban la HISTERECTOMÍA a las mujeres que padecían de HISTERIA o tenían problemas  psicológicos, depresiones, angustias. Al parecer sacando el útero la mujer sanaba mental y emocionalmente. En la actualidad, esta práctica ha retomado fuerza conforme las enfermedades femeninas que se han generado, no siendo la mejor solución.

La propuesta de éste presente es escuchar y sentir al útero y dejar que se exprese, liberarlo, pero no de tu cuerpo, más bien encarnar nuevamente el útero a tu cuerpo y sanar desde adentro.
¿Cómo adquiere el útero sus memorias?
– A través del linaje femenino:                 

La información se pasa de útero a útero, por la unidad dual madre-hij@. Cada hija trae consigo a su madre, y a todas las madres que existieron antes que ella. Podemos registrar en la etapa gestacional las impresiones y sentimientos de nuestra madre, podemos también reconocernos entre las mujeres de nuestro linaje femenino y encontrar muchas cosas en común, incluso sueños y deseos, hábitos y carácter, pero sobre todo esto de recibir energía de nuestro linaje se da pues nacimos del útero de una mujer, de su copa, de su matriz, del lugar donde ella dirige sus emociones, pero donde también sofoca su sentir, por ende crecer en el vientre de nuestra madre nos conduce necesariamente a entender y sentir a nuestra línea materna y en algún momento empatizar, aprender y por qué no, sanar junto a ellas.
– Por medio de la impregnación energética:

Cuando intercambiamos fluidos como: semen, fluido vaginal. Y de esta manera se activa el detector de las variaciones físicas o químicas que provienen del interior del individuo con el que compartimos nuestros fluidos. Cuando intercambiamos fluidos no solo estamos asimilando la información química, que nos entrega este intercambio, también estamos obteniendo el psiquismo celular de nuestras parejas. Y en la virtud mal aspectada de muchas mujeres que tendemos a retener, es que retenemos ese psiquismo celular de la pareja con la que estuvimos sexualmente en nuestro útero. Yogi Bhajan explicó cómo las experiencias sexuales son impresas en nuestra aura, y en nuestra mente subconsciente. Cada uno se impregna con una intensidad diferente. Las mujeres son muy sensitivas y recibidoras de la cualidad penetrante del hombre. Cuando un hombre penetra una mujer, el aura de esta mujer quedará impresa durante 7 años en un orden decreciente a medida que se aleja de la fecha de la penetración. ¿En que te influye tener impresa la penetración de una pareja en tu aura?
La impregnación funciona así: Recibimos, retenemos, acumulamos información de nuestras parejas sexuales y la sostenemos en nuestro útero, esto ocurre en cada encuentro sexual, cobijando esa frecuencia en la que transitó nuestro acompañante sexual. En cada encuentro cuando el semen entra o cuando hay un beso e intercambiamos saliva, estamos compartiendo material genético, información, energía que en oriente bien se comprende que estos fluidos son la VIDA, en ellos hay mucha información. No por nada para saber cómo está tu cuerpo se hacen exámenes a estos fluidos, sea sangre, saliva, flujo vaginal, semen.
De manera que si vemos al útero como bien dilucidaron los médicos de la antigüedad como una llave para la comprensión de la psiquis femenina, encontramos entonces que el útero tiene una vibración y frecuencia tan alta que retiene y recoge información tal como nuestro cerebro. Lo que viene a hacer notar que lo que aún retenemos en el útero sea nuestro o no, pasa directamente a afectar nuestro pensar y actuar… de esto que las hormonas se polarizan, segregamos más testosterona que estrógeno y progesterona, nos masculinizamos, no sabemos la dirección a tomar, surge mucha duda, nos sentimos incomprendidas, perdidas en algunos casos y tantas cosas más que muchas no llegamos a entender por qué entramos en eso y consultamos cientos de terapeutas, y psicólogos para que nos sirvan de brújula para encontrarnos…y la brújula siempre existió, sólo que está tapada, por energías que no son nuestras o que hemos ido sofocando y que están demás en nuestro interior, en nuestro espacio psíquico uterino, esta comprensión nos lleva a descubrir por qué nos hemos alejado cada vez más de nosotras mismas, de nuestra esencia innata de sanación y dirección, de nuestra esencia femenina de la fidelidad a nuestra alma.
– Por medio de la Emisión de energía:
La cual necesita proximidad y tiempo; por ejemplo les ha pasado que cuándo se juntan con su amigas tres o cuatro días (sino menos) en un mismo espacio, ¿comienzan a menstruar todas juntas? Pues eso se da por la emisión uterina por proximidad entre mujeres y asiduidad. Es decir este psiquismo femenino surge por la proximidad de vibración entre una y otra mujer. De ahí que en los círculos de mujeres se libera en todas la hormona oxitocina que es activada por proximidad y está demostrado que la oxitocina mejora la capacidad de la mujeres (hombres también) de confiar en otras personas, promover la actividad social, superar el temor a la traición y crear un círculo de confianza y afecto. La cual SANA la ruptura de la hermandad femenina, comenzamos a confiar en la otra mujer, sea conocida o desconocida, pues empezamos a emanar, a recordar el origen es decir LA UNIÓN.
De la misma manera que el dormir con un acompañante, pareja, esposo que está constantemente, enojado, con rabias, mal humorado, etc. (emociones por las que todos pasamos) pues por emisión nosotras lo sentiremos y no sólo eso, si no que posiblemente entremos en esa misma frecuencia de energía.
-También tenemos los introyectos:            
Un introyecto es una idea, una creencia que se absorbió en determinado momento de la vida, usualmente la infancia. Esta idea tal vez ya no responde a la situación y necesidades presentes, pero sigue vigente. Usualmente un introyecto toma forma en una oración con la palabra "debes", o "deberías". Por ejemplo si durante tu infancia te decían que “debes ser una mujer fuerte y mantenerte al pie del cañon”, “que una mujer fuerte es la que lucha”, o que “debieran las mujeres ser obedientes, ser buenas niñas” etc. pues si estás hoy en tu vida adulta y has pasado por un momento difícil y no puedes manifestar tu debilidad, no te permites llorar o sentir incluso confiar, o delegar, te aseguro que si buscasen tus introyectos de mujer, encontrarían frases como las descritas arriba, creencias que posiblemente sea tiempo de soltarlas para incorporar creencias que se adapten a tu presente y te fortalezcan y empoderen como persona, como mujer sagrada. Ahora bien ¿Significa esto que un introyecto es malo? No, sólo que puede no responder a la necesidad que tiene tu alma en el presente y puedes sentir frustración, miedo, inseguridad, disconformidad y muchas veces sin saber la causa conscientemente, incluso algunos síntomas se presentan por introyectos como por ejemplo “ando enferma, pues ando con mi regla”, “pronto me voy a indisponer”, “ para que voy a ir a esa reunión si será lo mismo de siempre, me dejarán en lista de espera”, “para qué tratar de quedar embarazada si ya llevo 10 intentos y no pasa nada, mi útero no funciona”, "los hombres son todos iguales, no confío", etc, una larga lista de creencias que se anidaron en nuestra mente femenina, por ende en el útero.
La energía que aún anida en el inconsciente femenino a nivel colectivo y que muchas pasamos por alto, las historias de sufrimiento, humillación, dolor que hemos grabado en nuestros cuerpos, en nuestro inconsciente. Historias que han quedado reprimidas y bloqueadas a nivel individual y por ende colectivo. Por ello, es inminente atender las historias de vida que no hemos logrado cambiar y repetimos una y otra vez, como conducta repetitiva en nuestra historia de vida.

Como pueden ver el útero es más que un órgano encargado de gestar bebés, pues en el reside una energía que fue digna de investigar por muchos hombres y que hasta hoy sólo conocen las mujeres que han despertado a esta sensibilidad uterina y logran moverse en el mundo recibiendo información de sus sentidos del vientre donde está la llave a su psiquis.
Está en nuestras manos el don de sanar nuestro útero, resignificarlo y permitir que entre en nosotras la energía femenina-comprensiva, compasiva, incluyente, sanadora, sabia y creadora. Los pensamientos en positivo sobre nuestro útero, cuidarlo sobre todo escucharlo nos lleva directo a la llave que nos dirige al ALMA FEMENINA, a la sanación personal y colectiva de esta alma integradora y amorosa.
Siente tu útero como una copa, una copa en la que entra información, y que tú eres la encargada de alquimizar la información, entregando tu sangre menstrual a la tierra, permitiendo con éste acto psicomágico que tu linaje se libere de ataduras establecidas, generación tras generación y así también honrar al hombre que visitó este espacio sagrado…convocando que tu útero sea prístino y vivas solo tú en él, y ya no más en función de otro. Al sanar nuestros cuerpos físicos, sanamos nuestras mentes y pensamientos de falsas creencias, los liberamos de ese desequilibrio para tocar nuestra más profunda esencia que sólo alcanzamos a través de las emociones, del sentir.
De ésta manera, dejaremos de “responsabilizar al otro” para empezar a crear nuestras vidas en esa interna y verdadera realidad que es el equilibrio mismo entre nuestro pensar y nuestro sentir.”
Es tu turno de elevar tu energía, es tu turno de vivir en la diosa. Es tu turno de vivir en la humildad de reconocernos mujeres empoderadas, no porque seamos más que los hombres, ni más que la hermana que está al lado, esto es por ti y por todas tus compañeras, es por las futuras generaciones de hombres y mujeres, es también por tu presente.

Para sanar lo femenino a nivel planetario debemos comenzar por sanar nuestra propia herida. Cada mujer lleva una herida profunda que arrastra –por ser parte del inconsciente colectivo– desde sus antepasadas más lejanas."

Hemos olvidado nuestros dones más preciados: la intuición, la sanación natural, el respeto por nuestro cuerpo y sus ciclos, nuestra conexión con la naturaleza y con el cosmos, los vínculos con nuestros espacios sagrados genitales y corazón. Felizmente, todo eso aún duerme en nuestra conciencia y espera ser despertado.
Ale Juárez
Guardiana del útero


Fuente: artículo extraido de autor desconocido modificado por Ale Juárez luego de adquirir conocimientos y vivencias en los múltiples trabajos de sanación de linaje femenino.